domingo, 5 de septiembre de 2010

martes, 23 de diciembre de 2008

Gratitud


En nuestras carreras diarias, donde la rutina es el factor dominante en nuestras vidas, apenas logramos mirar hacia delante ... ensimismados en los quehaceres y concentrados en la tarea mecánica de cumplir con la lista de deberes y obligaciones que tenemos registrados en nuestra agenda mental.

Y así es como se nos va el día ... el año ... la vida. Y también la alegría, el bienestar y la salud . Nos enfocamos en metas y objetivos, muchas veces lejanos de lo personal, que no responden a ninguno de nuestros sueños o necesidades íntimas . Por otro lado, al vivir preocupados en cultivar en nosotros las expectativas y exigencias ajenas, en sumar logros, éxitos, status, en crear una imagen aceptable de nosotros mismos para encajar en la sociedad, no nos damos el tiempo de cultivar y potenciar nuestras cualidades personales, de escuchar a nuestra propia voz - aquella que muchas veces nos grita, insistentemente, y a la cual le ordenamos callarse. Simplemente cerramos nuestros oídos porque no tenemos tiempo para dedicarnos a nosotros mismos. Para regalonearnos y regalonear. Postergamos cosas, decisiones ... nos postergamos, con el afán de tener más tiempo para distraernos en todo aquello que poco a poco nos va alejando de quienes somos, de nuestro YO que lucha incansablemente en el intento de abrir un espacio en nuestras vidas para lograr SER. Sacrificamos nuestra salud física, mental, espiritual y emocional, en pos de ser un ciudadano cumplidor, competente, eficiente, y socialmente reconocido y valorado.
Queremos tener todo bajo control, en sus más mínimos detalles, seguir las reglas, cumplir con las normativas ... y terminamos olvidándonos de que nada estará nunca bajo control, si no logramos obedecer primero aquellas reglas básicas que ordenan nuestro mundo interior. Una de ellas, y quizás la más importante de todas, es la gratitud. Gratitud por lo que somos, por lo que ya hemos logrado, por lo que nos es regalado todos los días - silenciosa y anónimamente - y por todos aquellos que son parte de nuestra vida y de nuestro destino.

El vivir en gratitud, y el SER en gratitud, nos abre un nuevo espacio, un nuevo universo, lleno de un mágico poder, en el cual todo se multiplica, se amplifica, se propaga y nos permite vivir en un verdadero “estado de gracia”. La gratitud genera más gratitud, nos une a través de fuertes lazos de amor, de entrega, cariño y amistad ... de una forma muy especial, ya que cuando agradecemos, asumimos reconocer la alegría y la felicidad que alguien fue capaz de depositar en nuestro corazón. La gratitud es sinónimo de un alma contenta y de un espíritu colmado de placer. Cuando agradecemos, reconocemos que ha llegado una bendición a nuestras vidas, y, al escuchar palabras de gratitud, nuestras fibras más íntimas reciben un estímulo directo que nos alienta a dar, cada vez más. La gratitud también nos sana ... ella es el nutriente de nuestra empatía y alimenta nuestros deseos de ser mejores cada día.
GRACIAS!
GRACIA!

Toda mi GRATITUD a todos los que están y han estado conmigo, en cada grande ... pequeño ... o pequeño gran momento de mi vida!!!

lunes, 1 de diciembre de 2008

SANA-ACCIÓN



La palabra Sanación, para muchos, gatilla la proyección de una película mental que viene a exponer una variada gama de técnicas, criterios, creencias, rituales mágicos, mantras, hierbas milagrosas, humos de colores, olores hipnotizantes y todo aquello que la capacidad imaginativa individual sea capaz de plasmar en su campo visual.
Es común poner más expectativas en la decoración del escenario , que en el verdadero significado de “sanar”. Algunos esperan encontrar pruebas y palabras suficientemente convincentes, que logren encapsular su incredulidad ... que sean capaces de vencer al murmullo escéptico de la argumentación interna que siempre termina ganándole al silencio que necesitan para separar la realidad de la fantasía a la que asocian los temas del alma, los misterios de la espiritualidad, y todo lo que la razón, y la ciencia, no sean capaces de explicar.
Para sanar el espíritu, que es la esencia de todos nosotros, no es necesario negar o abandonar nuestra intelectualidad; o las formas convencionales de aminorar los dolores del cuerpo y del alma. Al contrario , debemos hacer uso de ella para buscar alternativas complementarias a todas ya convencionalmente utilizadas, y emplear todos los recursos disponibles para poder SER de forma más completa. Si actuamos en forma inteligente, podremos canalizar nuestros esfuerzos hacia una única dirección, utilizando las herramientas que están a nuestra disposición para cambiar paradigmas, optimizar nuestras capacidades y construir el mundo interior que más nos acomode.
A veces nos tornamos inconscientemente dependientes de estímulos exteriores que nos digan cuando está bien creer en nuestros sentidos y en las señales que nuestro cuerpo , nuestra mente y el mundo nos envían constantemente. Tratamos de auto-engañarnos y nos imponemos la creencia de que sanarnos está relacionado con algo extraordinario, que empieza en algún lugar muy distante y humanamente imposible de alcanzar.
Nos olvidamos que, para sanar, solo debemos enfocarnos en nuestras fibras más íntimas, en nuestro gran potencial, en nuestra capacidad de transformación y evolución -y QUERER cambiar todas aquellas cosas que no nos han permitido alcanzar la plenitud . Para una SANA- ACCIÓN, en el sentido integral, no necesitamos mucho ... solo un cambio de conciencia respecto a nosotros mismos y nuestro papel en el mundo; concentrarnos en nuestro YO y abrirnos al cambio de energía, a la búsqueda del equilibrio y a la reorganización interna que nos permitirán crecer y hacernos más fuertes.
Somos todos seres únicos, producto de la energía creadora, distintos en nuestros pensamientos e ideales. Pero coincidimos en el hecho de que lo que buscamos en nuestras vidas es encontrar la felicidad . Podemos ayudarnos mutuamente compartiendo vivencias y experiencias, conocimientos, entregando amor, compasión, paciencia, tolerancia, esperanza y solidaridad . Y también aprendiendo a enfrentar, y superar, nuestros miedos, inseguridades, frustraciones y angustias - que vamos acumulando a lo largo de nuestras vidas, muchas veces solos y callados.
Es necesario aprender a reconocer cuando llegamos al punto en que ya no podemos seguir solos, y que necesitamos algo más ... Y si ponemos atención, veremos que, de alguna forma, empezará a suceder la sincronicidad en nuestras vidas ... Dios nos enviará un “ángel” sanador ... nos hará llegar la bendición de tener una mano cariñosa que nos guíe y ayude ... unos brazos fuertes que nos consuelen y amparen ....y palabras dulces que devuelvan nuestra autoestima, recordándonos de lo importante que somos en este mundo.
Nuestro cuerpo, mente y espíritu son interdependientes, y sanarlos solo depende de nuestra voluntad, perseverancia y fe – en nosotros mismos , en la fuerza que nos guía y protege desde arriba y en los dones que el Universo se encarga de poner a nuestra disposición llegado el momento.
Nuestro creador jamás nos abandona. ¿Entonces por qué lo haríamos nosotros ?
Nuestra alma nos espera ... y confía en nuestra capacidad de aprender a escuchar, con los oídos de la sensatez, la voz de nuestro corazón ... y satisfacer, en forma consciente y responsable, las necesidades de nuestro espíritu, para que así podamos ayudar a los que nos necesiten y cumplir, de la mejor manera posible, nuestra misión en la tierra !

Que Dios te bendiga siempre y te permita seguir cambiando, para mejor, la vida de todas las personas que tienen el privilegio de tenerte cerca.
Esta es la verdadera magia de la vida!
Un fuerte abrazo!

sábado, 22 de noviembre de 2008

Almas Gemelas


Aunque que no todos compartan la creencia en la existencia de las almas gemelas, en el fondo de nuestros corazones, nuestras vidas se resumen en la incansable búsqueda de nuestra otra mitad; aquella persona especial, capaz de entregarnos amor romántico, apoyo, comprensión y cariño; y/o también relaciones de amistad, en las que la “química” y simpatía mutuas nos unen para siempre. Son estas maravillosas relaciones, las que nos brindan solidaridad, compañía y una alegría maravillosa que nos enriquece, nutre , llena nuestras vidas y nos hace sentir profundamente felices.

La relación entre almas gemelas es una mágica y profunda relación de dos personas, donde ambas encuentran su propia alma en sí mismas y en el otro u otra al mismo tiempo. El hallazgo marca la vida como una referencia difícil de explicar a quien no la ha vivido. Al principio es una relación donde frente a un desconocido como persona, descubres que su alma o espíritu te es perfectamente conocido. Te sientes a ti mismo en esa persona. La confianza sucede automáticamente. Hay una franca e innegable sensación de ya haber conocido a esa persona, a ese perfecto desconocido.

No es una relación necesariamente romántica. De hecho, no suele serlo. Aquí no hay romance, hay algo que va mucho más allá, es mucho más profundo y significativo. La atracción no es de cuerpos, el enamoramiento no es de la forma de ser. Ambos, atracción y enamoramiento son del alma. No es exclusiva entre hombres y mujeres. En diferentes vidas puede ser entre mismos o diferentes géneros. Dependerá de lo que deban aprender para que se decidan y habiten cuerpos de uno u otro género.

No es una relación que se deba buscar. De hecho no se busca, simplemente se encuentra.

Suele ser la única compañía que se siente como necesaria y al mismo tiempo no serlo. Esta paradoja sólo sucede en Almas Gemelas porque uno es el otro al mismo tiempo que uno es uno mismo, y así se puede necesitar y no, del otro.
Es la relación con quien se experimenta el más puro amor que rebasa toda necesidad corpórea o necesidad alguna, alcanzando y disfrutando juntos varios momentos de plenitud de vida.
Las Almas Gemelas nunca compiten por nada, ni por familias, ni por posición social, ni por status ni por logros. Se colaboran en todo lo que puedan para ayudar al otro a crecer. Siempre se están regalando cosas, sino todo el año, todo el tiempo, para colaborar en el crecimiento del otro. De hecho, lo que uno compra para sí mismo casi siempre lo pide doble, para darle otro igual a su alma gemela.
El primer pensamiento de un alma gemela cuando se encuentra en un momento de gozo es: ¡Cómo me gustaría que mi alma gemela estuviera aquí conmigo para disfrutar más estando juntos!

No se razona, se abre la intuición y comprenden por medio de ella que todo así debía suceder. Por ello es una relación que ellos intuyen así debe ser, y que al mismo tiempo los demás no entienden. Los demás razonan, ellos intuyen.

Es una relación donde uno siente lo que siente el otro, tanto cuando comentan y comparten los hechos que les sucedieron… como si no.
Es una relación donde hay un profundo y sostenido interés por la vida del otro, donde llegan a descubrir que uno de sus más preciados e invaluables tesoros es la amorosa atención que se brindan constantemente.
No es una relación cuyos parámetros de comportamiento se puedan entender o designar por medio de los nombramientos o etiquetas sociales conocidos. En la sociedad común, sustentada en el ego con sus tipos de relación legales o formales, no existen las palabras para designar a estas relaciones.
No son amigos, no son amantes, no son concubinos, no son novios, no son matrimonio, no son pareja. Son Almas Gemelas. Las Almas Gemelas NO necesitan determinado tiempo o espacio para saber que están en contacto. Las Almas Gemelas NO se ven limitadas únicamente al espacio físico o temporal para comunicarse. Suelen encontrarse por medio de los pensamientos, intuiciones y durante el sueño, ya que este es el momento en que nuestras almas pueden abandonar momentaneamente el cuerpo físico y viajar hacia otras almas, con las cuales vivirá experiencias que recordaremos al despertar,bajo la forma de una sensación de enorme placer y felicidade - lo que llamaremos: un "sueño" maravilloso!

No es una relación que se pueda disolver. Una vez que encuentras a tu alma gemela, es indisoluble en su máximo grado, incluso luego de las pruebas de separación que en cualquier otra relación terminaría con el nexo. Aquí lo único que los separa a nivel corpóreo, momentáneamente, es la muerte.

Las facultades de telepatía, paraempatía, clariaudiencia y percepciones extrasensoriales en general, se ven francamente incrementadas en su posibilidad de suceder entre Almas Gemelas. Cuando dos almas gemelas han de reencontrarse, el Cosmos se confabula para posibilitarlo. Todos aquellos que han vivido esta experiencia hablan de las señales del universo.

A ellas se refería el Dr. Brian Weiss, con la bondad y el amor que emanan de su persona, "encontrar a tu alma gemela es un regalo del destino y, por ello, el universo se encarga de que no pase desapercibido, de que la conexión se produzca; después será la decisión de ambos, el libre albedrío, lo que decida aceptar ese regalo o no".

El reencuentro con el alma gemela lo decide el destino, lo pacta el universo!

Fragmentos

“Nos duele tanto separarnos porque nuestras almas están unidas. Es probable que siempre lo hayan estado y que siempre lo estén. Quizá hayamos vivido mil vidas antes que ésta y nos hayamos encontrado en cada una de ellas. Y hasta es posible que en cada ocasión nos hayamos separado por los mismos motivos. Eso significa que este adiós es a un tiempo un adiós de diez mil años y un preludio de lo que vendrá.
Cuando te miro, contemplo tu belleza y tu gracia y sé que han crecido con cada vida que has vivido. También sé que te he estado buscando durante todas mis vidas anteriores. No buscaba a alguien como tú, sino a ti, pues tu alma y la mía están destinadas a estar juntas. Y sin embargo, por razones que escapan a nuestro entendimiento, nos han obligado a despedirnos.
Me gustaría decirte que todo se arreglará entre nosotros, y te prometo hacer lo que esté en mis manos para que así sea. Pero si no volvemos a vernos y ésta es una verdadera despedida, sé que nos reencontraremos en otra vida. Volveremos a encontrarnos, y aunque las estrellas hayan cambiado, no nos amaremos sólo por esa vez, sino por todas las veces anteriores”.

Fragmento de la novela "The Notebook" de Nicholas Sparks

jueves, 16 de octubre de 2008

video

Mi querido Delfin


Los Delfines son, definitivamente, mis animales favoritos! Además de una increíble belleza, elegancia, dulzura y simpatia; son dotados de una gran inteligencia, sensibilidad y una enorme empatia hacia nosotros los seres humanos. Por eso , y por todo lo que logran comunicarnos y ayudarnos con la paz, la tranquilidad y ternura que nos transmiten, los adoro y no me canso de mirarlos y deleitarme con sus suaves movimientos, su instinto de protección y ayuda entre sus pares ... su música ...
Creo que son una de las criaturas más fantásticas y especiales de este Universo!!

Y como este Blog partió inspirado en mi cariño y admiración por estos hermosos mamíferos, conozcamos un poquito más de ellos:

El nombre científico del delfín proviene del latín delphin, que a su vez proviene del griego delphinis. Son mamíferos marinos que pertenecen a la especie de los cetáceos y a la subespecie de los odontocetos que significa cetáceos con dientes. Los delfines son mamíferos acuáticos que habitan en casi todos los mares del planeta. Aunque viven en mar abierto también se acercan a la playa, pero sin llegar a la orilla. Se sabe que los delfines, junto con las ballenas y las marsopas, descienden de mamíferos terrestres, más precisamente de los Artiodáctilos. Los esqueletos de los delfines modernos tienen dos pequeños huesos en la pelvis, remanente de lo que alguna vez fueron extremidades traseras. Entraron al mar aproximadamente 50 millones de años atrás.

Características físicas:
El delfín tiene un cuerpo liso, aerodinámico, fusiforme, adaptado para la vida en el ambiente acuático. Sus extremidades delanteras son las aletas pectorales las que tienen los elementos esqueléticos principales de las extremidades delanteras de los mamíferos terrestres, pero son más cortas y se han modificado. Las aletas pectorales se curvan por detrás levemente y apuntan a las extremidades.

Los delfines utilizan sus aletas pectorales principalmente para dirigir y, con la ayuda de la cola, para frenar. Estudios han demostrado que durante la gestación el delfín desarrolla extremidades traseras que a medida que el feto crece son reabsorbidas por el cuerpo de éste. El rostro del delfín es bien definido. Puede parecer que siempre están sonriendo, no obstante, no es una muestra de la felicidad pues su cara está fijada en esa expresión incluso cuando sienten dolor o peligro.

Los dientes son cónicos y están diseñados para agarrar el alimento, su número varía considerablemente entre individuos. La mayoría tienen de 20 a 25 dientes en cada lado de la quijada superior y de 18 a 24 en cada lado de la quijada inferior, un total de 76 a 98 dientes. Los ojos están a los lados de la cabeza, cerca de las esquinas de la boca.

Las glándulas en las esquinas internas de las cuencas del ojo secretan una sustancia aceitosa que lubrica los ojos, quita los desechos, y ayuda probablemente al ojo de manera aerodinámica mientras nada. Esta lágrima puede actuar como película protectora de los ojos contra organismos contagiosos. Los oídos se sitúan a un lado de los ojos, son pequeñas y discretas aberturas, sin aletillas externas.

Un solo respiradero, situado en la superficie dorsal de la cabeza, es cubierta por una aleta muscular. La aleta proporciona un sello hermético. Los delfines respiran a través de su respiradero.
El respiradero se relaja en una posición cerrada.
Para abrir el respiradero, los delfines contraen la aleta muscular. Los delfines tienen un promedio de 2.5 a 2.7 metros y un peso entre 190 y 260 kilogramos. Las diferencias en el tamaño del cuerpo y dimensiones del cráneo pueden estar relacionadas con los diferentes hábitats y especies.

Los grandes delfines pueden llegar hasta 3.7 metros y pesar 454 kilogramos. En el mediterráneo, los delfines pueden crecer hasta. 3.7 metros o más. En promedio, los machos maduros son ligeramente más largos que las hembras, y considerablemente más pesados. Como los jóvenes, las hembras crecen aceleradamente hasta aproximadamente los 10 años de edad.

Reproducción:

La edad en que un delfín alcanzan la madurez sexual varía. En promedio, los machos alcanzan la madurez sexual cerca de los 11 años y las hembras entre los 5 y los 7 años.
Los órganos genitales están ocultos tanto en machos como en hembras. Ambos sexos tienen un ombligo y una hendidura genital, pero las hembras también tienen una hendidura mamaria a ambos lados de la genital. Las hembras parecen ser sexualmente receptivas durante gran parte del año y son generalmente las responsables de iniciar el cortejo y el comportamiento de reproducción.

No hay una temporada específica de reproducción en los delfines. Pueden reproducirse los 365 días del año. Momentos antes del acoplamiento, el macho frota con el hocico a una hembra. Puede también exhibir una postura curva en forma de "S" en la cual él levanta su cabeza y apunta con su cola hacia abajo.

La gestación (embarazo) de una delfín dura 12 meses y una vez nacido el bebé delfín se queda con su madre de 3 a 6 años. Durante este periodo aprende técnicas de pescar y hábitos sociales.

Como cualquier mamífero su primer alimento es la leche. Así, cuando la cría tiene hambre se acerca a la madre, quien expulsa la leche en forma de chorro directo a su hocico. La cría tomará leche durante un año o más. La lengua de los delfines puede adoptar una forma "acanalada", lo que permite a las crías mamar impidiendo que se mezcle la leche materna con el agua salada.

Comportamiento:

En libertad, los delfines se agrupan formando manadas, a veces de más de cien individuos, que acompañan a las grandes corrientes y constituyen con sus saltos un motivo de diversión para los pasajeros de barcos y cruceros.

El delfín tiene una forma de nadar característica, saltando y hundiéndose rítmicamente en el agua como si cabalgara en las olas. Esto se debe a que por ser mamífero, necesita subir a la superficie para respirar, cosa que hace cada vez que asoma la cabeza. Los delfines son muy solidarios. Si un delfín se está muriendo, otros delfines de su grupo vendrán a ayudarle, apoyándole todos con su cuerpo para que el agujero que utiliza para respirar se mantenga por encima del nivel del agua. Estos mamíferos acuáticos utilizan gestos para comunicarse, pero también se comunican a través de un ruido que se parece a un silbido.
Algunas investigaciones en la vida de los delfines parecen demostrar que al nacer un delfín, su madre le silba una y otra vez para que su bebé reconozca su voz y para ayudar al bebé a crear su propia "firma" de voz. Se cree que cada delfín tiene su propia "firma" - un silbido personal que es único, como la firma de las personas.

Algo muy curioso es que nunca duermen. Para descansar su organismo disminuyen la actividad, flotan y dejan sobresalir su respiradero; a esto se le llama letargo.

El sonar del delfín:

Comunicación:

Los delfines son capaces de comunicarse entre sí (conversar) y conocer su medio ambiente (detectar su alimento y navegar) usando un sistema de sonar biológico. Los delfines construyen así una “imagen sonora de su ambiente” con ayuda de los sonidos que emiten, a través de su aparato nasal complejo y de sus ecos producidos por el choque de las ondas sonoras en los objetos del ambiente, que reciben en su aparato auditivo interno a través de sus mandíbulas (Norris, 1966) en vez del oído externo, como hacen los mamíferos terrestres o aéreos (Chisoptera).
Los objetos del medio acuático que producen el eco pueden ser peces o calamares (presas o alimento) u otros delfines de la misma especie (comunicación entre ellos) o rocas, pendientes de playas o cañones submarinos (orientación en su navegación). Así los delfines tienen un sistema de sonar biológico, semejante al inventado por el hombre para navegar en el mar y en los ríos. En otras palabras, los delfines escuchan el eco de sus sonidos y luego lo usan para determinar la dirección, distancia y estructura del objeto que refleja el sonido o produce el eco; es decir son capaces de eco-ubicar objetos en el medio acuático (Echolocation).

Hábitat:

Los delfines habitan la zona pelágica (región oceánica en alto mar, incluida la plataforma continental desde la superficie hasta 200 metros de profundidad) así como en puertos, bahías, lagunas, golfos, y estuarios. En general, el ecotipo costero parece estar adaptado a las aguas calientes y bajas. Su cuerpo más pequeño y aletas más grandes sugieren la disipación creciente de la maniobrabilidad y de calor.
Estos delfines frecuentan puertos, bahías, lagunas, y estuarios. En general, el ecotipo fuera de la costa parece estar adaptado a las aguas frías y profundas. Ciertas características de su sangre indican que este tipo se satisface mejor con la inmersión profunda. Su cuerpo más grande ayuda a conservar calor y a defenderse de los depredadores.

Distribución:
Los delfines se encuentran alrededor del mundo en las aguas templadas y tropicales, estando ausentes solo a partir de 45 grados de los polos en cualquier hemisferio. En el Océano Pacífico, los delfines se encuentran desde el norte de Japón hasta Australia y del Sur de California hasta Chile. También se encuentran fuera de la costa en el Pacífico tropical, casi tan lejos como las islas Hawaianas. En el Océano Atlántico, se han encontrado delfines nariz de botella desde Nueva Escocia hasta la Patagonia, y de Noruega a África del Sur. Los delfines nariz de botellas son la especie más abundante a lo largo de la costa de Estados Unidos a través del golfo de México. Los delfines nariz de botella también se encuentran en el Mar Mediterráneo, y en el océano Indico desde Australia hasta África del Sur.

Migración:

Las variaciones en la temperatura del agua, los movimientos de los peces que sirven de alimento, y los hábitos alimenticios pueden explicar los movimientos estacionales de algunos delfines desde y hacia ciertas áreas. Algunos delfines de costa en latitudes más altas muestran una clara tendencia a la migración estacional, viajando hacia el sur durante el invierno. Los de aguas más calientes muestran movimientos estacionales menos extensos. Algunos animales costeros permanecen dentro de los límites territoriales (un área en la cual los individuos o los grupos se mueven regularmente para realizar sus actividades cotidianas). Los rangos territoriales pueden coincidir o sobreponerse.

Alimentación:

Los delfines son depredadores activos y comen una variedad amplia de pescados, calamares, crustáceos tales como camarones. Los alimentos disponibles para un delfín varían de acuerdo a su localización geográfica. Los adultos comen aproximadamente de un 4% a un 5% de su peso corporal en alimento al día.

Una madre que está amamantando come diariamente una cantidad más alta: cerca de un 8%. El estómago de un delfín se divide en compartimientos para la rápida digestión. Puede también funcionar como una cosecha cuando el alimento se toma oportunamente.
El comportamiento de alimentación es flexible y adaptado al hábitat particular de un delfín y los recursos alimenticios disponibles. Los delfines no mastican su alimento. Usualmente tragan los pescados enteros, primero la cabeza, así que las espinas dorsales de los pescados no se atoran en sus gargantas. Parten pescados más grandes sacudiéndolos o frotándolos en el suelo marino.

Las estrategias de caza son variadas y diversas. Los delfines colaboran con frecuencia para la caza y captura de peces, pero también se alimentan de peces aislados e individualmente.
Para buscar peces más grandes, un delfín puede utilizar las aletas de su cola para golpear a un pez y sacarlo del agua, recuperando después a la presa atontada. Los delfines se alimentan a menudo en grupo empleando estrategias de pesca. Con frecuencia acompañan a los barcos camaroneros. Se alimentan de los peces que caen accidentalmente en las redes empleadas para atrapar camarones.

Depredadores:

Ciertas especies grandes de tiburones son depredadores de los delfines. Restos de delfines son encontrados a menudo en los estómagos de los tiburones tigre, de los tiburones oscuros, y de los tiburones toro. Las ballenas asesinas pueden también cazar de vez en cuando a los delfines, pero los casos documentados son raros. Cuando un tiburón los ataca se defienden en grupo golpeándolo con el hocico hasta matarlo o lograr que huya.

Impacto Humano:

Recientemente, se han cazado delfines especialmente por su carne, piel, aceite, y como alimento (como fertilizante y comida para animales). Los delfines, particularmente los de la costa, también se ven afectados por la contaminación, el tráfico de barcos pesados, la destrucción del hábitat, y la competencia entre industrias pesqueras. Los delfines también son capturados accidentalmente en el engranaje de pesca durante operaciones pesqueras. Los esfuerzos recientes para la conservación han reducido grandemente el número de muertes de delfines. Los investigadores creen, sin embargo, que los números reales pueden ser mucho más grandes que los divulgados.

¿Un delfín extinto?:
Fuente: BBC Mundo

Declaran "extinto" al delfín chino

El delfín de lago chino es "probablemente el cetáceo más amenazado del mundo". La expedición que buscaba señas del delfín de río chino termina su misión sin rastros del animal.

Una expedición internacional que emprendió la búsqueda del delfín de río Amarillo (Yangtze) informó que la extinción del cetáceo es inminente. El animal pertenece a una rara especie de delfín de agua dulce conocida localmente como baiji. "Infortunadamente, creemos que el baiji está funcionalmente extinto. No vimos a ningún animal en el río. Exploramos 3.500 km. río arriba entre Yichang y Shanghai. No vimos ningún baiji. Eso no quiere decir que no quede ninguno, pero al menos no los vimos. Y si había quizá quedan uno, dos o tres en el río. No creemos que tengan posibilidad de sobrevivir", dijo el suizo August Pfluger, director ejecutivo de la fundación baiji.org, que estuvo a cargo de la búsqueda. La expedición que buscaba al baiji la conformaron 30 científicos de Japón, China, Suiza y Estados Unidos, quienes contaban con dos barcos para realizar la labor. Declive El baiji es un delfín blanco, casi ciego, similar a otras especies de agua dulce que habitan en los ríos Mekong, Indo, Ganges y Amazonas.

La pesca excesiva y el intenso tráfico fluvial, cuyos motores interfieren con el sistema de sonar que usa el delfín para moverse y ubicar su alimento, son algunos de los factores que influyeron en su merma. En un comunicado, la expedición indicó que a pesar de que el río Amarillo está contaminado, las muestras de agua que se analizaron no presentaron altas concentraciones de sustancias tóxicas. A finales de los años '70, se creía que en el río sobrevivían varios cientos de delfines, pero un 1997 un estudio registró apenas 13 avistamientos. La última vez que se vio a un baiji fue en 2004, mientras que el último ejemplar en cautiverio falleció en 2002. El gobierno chino había dispuesto un plan para crear una reserva en un lago de la provincia de Hubei para llevar allí a los delfines que se capturaran, pero no se encontró ninguno.

Delfinoterapia:

Los delfines, son animales que pueden ayudar a personas, tanto con trastornos físicos como emocionales, de diversas maneras, ya que el delfín emite ondas ultrasónicas de distintos tipos, que circulan por todo el cuerpo de la persona tratada, y que operan beneficiosamente sobre el sistema nervioso. La delfinoterapia, puede ser aplicada en bebés desde los cinco a seis meses, no existiendo límites máximos de edad. Los pacientes están vigilados constantemente por el personal especializado, y además los animales empleados en estas terapias son dóciles, bien amaestrados y acostumbrados al contacto con personas.

Los delfines mas utilizados, son los de la especie tursciops truncatus, conocidos coloquialmente como “nariz de botella”. Los especialistas en delfinoterapia, explican que las ondas ultrasónicas que emiten estos amistosos animales, generan endorfinas y otras sustancias que ayudan a mejorar la conexión entre las neuronas, y además incentivan el funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales.

Los cambios neurológicos y neuroquímicos que se generan se traducen en diversos beneficios físicos, emocionales e intelectuales, tales como mejoras en el sistema inmunológico, mejoras en la coordinación motora, en el estado de ánimo, el contacto social, y en el lenguaje. Uno de los fenómenos mas estudiados con relación a las terapias con delfines, es su potencial didáctico, especialmente en el aprendizaje de niños con síndrome de down, habiéndose observado que los pequeños con esta condición, que han interactuado con delfines, han aprendido de 2 a 10 veces más rápido que aquellos que no lo hacían, y que en un 50% de los casos, podían retener tales lecciones incluso un año después de la terapia.

El tratamiento con delfinoterapia, es aplicable también a individuos con padecimientos del sistema nervioso, casos de cáncer, problemas mentales, e impedimentos motores ya sean congénitos o adquiridos. En las sesiones de tratamiento, el delfín se deja tocar, y además hace contactos con distintas zonas del cuerpo de la persona, como la columna, manos, plantas de los pies, transmitiéndole de esta manera ondas ultrasónicas alfa, beta y theta. Las sesiones en el agua pueden durar de 15 a 20 minutos, por lo general complementadas con otras actividades como ejercicios cognoscitivos, masajes, o cualquier otra actividad que el terapeuta considere conveniente, según el caso.

Al cabo del tratamiento, cuyo número de sesiones indicará el terapeuta, se hace el balance de resultados obtenidos, que determinará si se necesita repetir el tratamiento ya que el efecto de los estímulos obtenidos, dura varios meses después de completado el proceso. Sea por cuestiones de salud, o por conocer esta experiencia, sin lugar a dudas, un contacto de esta naturaleza con estos maravillosos animales, será un disfrute inolvidable.

Fuente: www.animales.cl (recopilaciones)

miércoles, 20 de agosto de 2008

Fragmentos


“... Cometer errores es natural, irse sin haberlos comprendido hace que se vuelva vano el sentido de una existencia. Las cosas que nos ocurren nunca son finalidades en sí mismas, gratuitas; cada encuentro, cada pequeño suceso encierra un significado, la comprensión de nosotros mismos nace de la disponibilidad para recibirlos, la capacidad de cambiar de dirección en cualquier momento, de dejar la vieja piel como las lagartijas al cambiar la estación...
... El único maestro que existe, el único verdadero y creíble, es la propia conciencia. Para dar con ella hay que mantenerse en silencio - en soledad y en silencio - hay que estar sobre la tierra desnuda, desnudo y sin nada alrededor, como si ya estuviésemos muertos. Al principio no percibes nada, lo único que sientes es terror, pero después, en lo profundo, lejana, empiezas a oír una voz. Es una voz tranquila y tal vez al principio te irrite con su trivialidad. Es extraño: cuando lo que esperas es oír las cosas más grandes, aparecen ante ti las pequeñas. Son tan pequeñas y tan obvias que podrías gritar: «Pero, ¿cómo? ¿Esto es todo?»... ”


Fragmentos del Libro “Donde el corazón te lleve” - Susanna Tamaro

martes, 12 de agosto de 2008


"Eu escrevo sem esperança de que o que eu escrevo altere qualquer coisa. Não altera em nada... Porque no fundo a gente não está querendo alterar as coisas. A gente está querendo desabrochar de um modo ou de outro..."

Clarice Lispector

Reflexão



Quando você se sinta deprimido, achando-se o mais miserável dos mortais ... e com a certeza de que a sua presença nesse mundo é muito insignificante, pense naquele dia em que estava morta de sono, só queria deitar na sua caminha e dormir placidamente ... mas havia um pernilongo no seu quarto.
As vezes, um pequeno detalhe pode fazer muita diferença!

El largo camino hacia nosotras mismas ...


¿Me conozco a mi misma? ¿Me conocen bien mis familiares y amigos? ¿Doy espacio para que lo hagan , para que participen?¿Paso una imagen real de quién soy y de lo que siento? ¿Puedo actuar con honestidad de sentimientos ? ¿Me intereso en conocer e interpretar bien el porqué de las reacciones de cada uno? ¿Sé entregar, o solo me gusta recibir?

Autoconocimiento. Este es un concepto que constantemente nos está armando trampas!
Nos enredamos en nuestros propios pensamientos, opiniones y comportamiento que, irremediablemente, van cambiando con el tiempo y nos dejan con una extraña sensación de que nos hemos traicionado a nosotras mismas y decepcionado a los que creían que éramos un individuo poseedor de una personalidad ya bien definida, consistente en nuestras opiniones, dignos de total confianza y capaces de morir defendiendo la bandera de nuestras convicciones.

Pero lejos está de la sencillez el poder explicar qué es lo que nos sucede, y cuales son los estímulos puntuales que nos motivan a adoptar una nueva postura frente a la vida, y a empezar a pensar y actuar de manera distinta. Aún que muchas veces se nos hace fácil aislar el motivo que nos ha impulsado a realizar cambios, otras veces lo hacemos en forma totalmente inconsciente, mecánicamente, como si nos hubiesen cambiado un chip. La explicación, en algunos casos, está en el hecho de que empezamos a sentirnos insatisfechos con algún aspecto de nuestras vidas que todavía no se hace demasiado evidente, pero que, de alguna manera, ya ha logrado realizar algunos cambios en nuestro interior. En el fondo, se trata de un mecanismo de defensa, que se activa automáticamente, en respuesta a un estímulo aún no totalmente identificado y aislado por nuestro lado consciente.
Un día despertamos, miramos nuestra imagen en el espejo y ya no sabemos quién somos ... nos desconocemos por completo .... y nos llevamos una sorpresa al darnos cuenta de que sí hemos cambiado!! Ya no nos gusta aquella polera, que hasta hace poco era nuestra favorita, ya no podemos seguir con la misma rutina que dominaba nuestra vida hasta ayer.... en fin ... pareciera que hubiésemos despertado en otro planeta ... o en otro cuerpo!

Creo que el conocerse va de manos dadas con nuestras emociones y percepciones. Pienso que, dentro de nuestra aparente rigidez de principios, y nuestra lealtad a nuestros propios limites , somos en gran medida influenciables por el mundo y las personas. E, inevitablemente, tarde o temprano, nos deparamos con el hecho de que somos totalmente dependientes de un espacio que nos permita ejercer nuestro derecho a la libertad de poder cambiar y transformarnos en quien necesitamos o elegimos ser. De no ser así, nuestra postura inflexible nos llevaría a un estancamiento que no nos permitiría crecer ni evolucionar. No tendríamos la oportunidad de desarrollar la capacidad de respetar los deseos ajenos, entender sus inquietudes, miedos e inseguridades, de querernos sin pretender ser iguales y de compartir momentos solo por el placer de la compañía, sin importar si estamos o no haciendo lo que más nos gusta, y en el lugar de nuestra preferencia. Gracias a nuestra fabulosa capacidad de adaptación, podemos aprender a dejar por algunos momentos de mirar hacia nuestras propias necesidades y deseos, y abrirnos a las nuevas sensaciones, estímulos, aprendizajes, emociones y cambios que nos produce el interactuar .

Durante toda nuestra vida, estamos expuestos a una lluvia de críticas y opiniones, y la búsqueda de nosotras mismas puede transformarse en una batalla aparentemente injusta e inútil, ya que, en muchos momentos, nos sentiremos solos, incomprendidos y rechazados. Mientras que algunas personas tienen la maravillosa capacidad de estimularnos de manera increíblemente positiva , hacernos sentir vivos, queridos y apreciados; y sacar lo mejor que hay en nuestro interior; otros, sin duda, y sin mucho esfuerzo, encuentran siempre una forma de hacernos sentir incómodos; de llevarnos al limite de nuestra paciencia y diplomacia; y terminan logrando traer a la superficie nuestro lado rebelde, agresivo y auto protector, haciéndonos actuar de forma impredecible, y hasta vergonzosa - según nuestra propia visión crítica - para defendernos : no porque tengamos alguna culpa, sino por haber cometido el "pecado" de ser y pensar en forma distinta. Y entonces es cuando nos preguntamos: "¿Realmente tengo el derecho de ser quien soy? ¿O, al final , llegaré a la conclusión de que respetar no siempre significa ser respetada?
Y es ahí donde, para algunos, empieza el círculo vicioso del ¿dar para recibir o recibir para aprender a dar? ....

La realidad, es que, aún que nuestra esencia siempre se mantendrá intacta, nos re-creamos y moldeamos todos los días, con cada nueva vivencia, con cada nuevo estímulo , como resultado de nuestras experiencias, dolores y alegrías. Aún que tengamos la seguridad de tener completo dominio y conocimiento de quienes somos, ocurre que hay ocasiones en las cuales nos traicionan nuestros sentimientos más profundos, nos transformamos en seres irreconocibles, y actuamos de manera totalmente descontrolada. Entonces vienen los reproches, los arrepentimientos ... el ¿porque lo hice? o ¿porque no lo hice? ... ¿qué me pasa? ..... ¿porqué me he comportado de esa manera?
¿ Conozco realmente mis posibles reacciones frente a una determinada situación? ¿o aún actúo de manera impulsiva e inesperada, perdiendo fácilmente, y por motivos de poca importancia, mi auto control ?

Se dice que “lo que nos gusta, o disgusta, en los demás es tan solo el reflejo, o una proyección, de lo que hay en nosotros mismos"... cada vez que encontramos algo positivo, negativo, asustador o encantador, en la personalidad de alguien más, lo que realmente estaremos viendo es una faceta de nosotras mismas que se encuentra latente … solo esperando la oportunidad para ser descubierta, y revelada . Cuantas cosas vemos en los demás, que nos encanta o nos repugna, y, conscientemente, no tenemos ni idea de que también las llevamos escondidas en algún rincón !????.....

Algo aparentemente tan normal y sencillo como poner en palabras nuestros sentimientos y pensamientos, puede, de repente, transformarse en una situación bastante complicada. Muchas veces nuestra forma de expresarnos no revela nuestro verdadero yo. ¿Cuantas veces, dentro de la complejidad de nuestros comportamientos y reacciones, nos damos cuenta de que teníamos tanto que decir, y no logramos pronunciar palabra ?! O que, movidos por los nervios, la emoción, la impotencia, el amor, etc, terminamos enredadas en nuestro propio discurso ... hablamos mucho y no logramos decir ni comunicar ninguna cosa! Y cuantos momentos hemos vivido en los cuales nuestra intención era guardar completo silencio y terminamos vociferando, quejándonos, cobrando sentimientos, ofendiendo, desahogando penas, rencores, frustraciones ... y todo termina muy distinto de lo que nos hubiéramos imaginado y querido !???... Nos sentimos entonces traicionados por nosotros mismos y, como resultado de todo aquello, terminamos pasando a los demás una imagen equivocada, que no refleja lo que realmente pensamos, ni quién realmente somos.

Nadie está exento de equivocarse, o de ser mal interpretado, y puede ser tremendamente difícil recomponerse de un mal entendido .... pero así es como aprendemos ... de los nuestros, y también de los errores ajenos.

Creo que somos seres movidos por el misterio y la fascinación del descubrir. La búsqueda del conocerse jamás terminará … Cuando logremos conocernos totalmente, y a los demás, ya no habrá desafíos …ni oportunidad para aprender a dar… recibir … ceder, tolerar … ni la magia de compartir con otros nuestras vidas, con la esperanza de aprender cosas y comportamientos nuevos, que podrán, con el tiempo, ser también parte de "nuestra" forma de ser. Y esto no se trata de perder nuestra identidad o estar constantemente "copiando" a los demás, sino de una forma de aprender a identificar lo que nos desagrada de nosotros mismos para poder, de a poquito, sustituirlas por todas aquellas virtudes y cualidades que admiramos en los demás, que ya están en nuestro interior, pero que no sabíamos como utilizarlas.

La capacidad de transformación es fundamental, y si algún día llegáramos a la resignación, a estar conformes y a creer que somos lo que somos y punto, nos estaríamos cerrando a la posibilidad de ser mejores a cada día. Lo importante es NO ENTREGARSE ! Recordándonos que para superarnos y crecer, solo debemos ser capaces de reconocer y admitir en que punto nos encontramos ahora, y tener claro qué es lo que nos hace falta ... donde nos gustaría llegar ... y salir en busca de aquella imagen soñada de nosotras mismas, que vemos proyectada muy distante .... en el final del largo camino al que llamamos FUTURO.

Un cariñoso abrazo , mucho amor, humildad, comprensión y valor para todos !!

viernes, 8 de agosto de 2008

El dulce sabor de una mujer exquisita


Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, sino aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz.

Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo, es aquella que con tan solo una sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida.

Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño por hacer felices a los demás.

Una mujer exquisita no es la más ardiente, sino la que vibra al hacer el amor solamente con el hombre que ama.

Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada por ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.

Y un hombre, un hombre exquisito, es aquél que valora una mujer así....

Gabriel García Márquez

Reflexionando sobre la vida


De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido. Aprendí que ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.

Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría, ni sufriste el más grande dolor.

Aprendí a vaciar la copa cada noche para que Dios la llene de agua nueva en el Nuevo día. Vive de instante en instante, porque eso es la vida.

Me costó 57 años llegar hasta aquí, ¿Cómo no gozar y respetar este momento?

Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere. Y si la historia es tan simple, ¿Por qué te preocupas tanto?

No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la tierra.
En la tranquilidad hay salud, como plenitud, dentro de uno.
Perdónate, acéptate, reconócete y ámate.

Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no desanimarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos; pero no los culpes, porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas.

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo. Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante.

¡Pero no digas NO PUEDO ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes!

Si quieres recuperar la salud, ABANDONA la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades.

PERDONA a todos y perdónate a ti mismo, no hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza, y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea), que te hace juez y cómplice de lo que te disgusta.

Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella.

El bien y el mal viven dentro tuyo, alimenta más al bien para que sea el VENCEDOR cada vez que tengan que enfrentarse. Lo que llamamos problemas Son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano.

NO TE QUEJES, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas, ya son ganancia.

Cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu vida.

Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser será, y sucederá naturalmente.
Y así es..... ¿o no?



Me lo envió una amiga ... a quien se lo envió su madre.